Puesta en marcha del equipo innovador de la planta TKZ

En el área de construcción de Kstovo de la compañía SIBUR se han finalizado las pruebas de garantía y la puesta en funcionamiento de la caldera de vapor que se mantiene por su peso de 100 ton/h. Merced al equipo nuevo, la compañía ha podido ampliar las posibilidades de la generación de vapor en Nizhegorodskaya óblast. El suministrador de la caldera fue la planta de calderas Krasniy kotelschik (TKZ) que forma parte de la Sociedad Anónima Pública Power Machines.

Las pruebas confirmaron la correspondencia de los índices del funcionamiento de la máquina predestinada para los tipos de combustible diferentes con los índices de garantía. En particular, el cambio de recarga de funcionamiento oscilaba del 40 hasta el 100 %.

La caldera que se distingue por su bajo contenido de metal, alta maniobrabilidad y sostenibilidad ecológica fue producida, montada y probada en cortos plazos: han pasado menos de dos años desde la fecha del contrato hasta la puesta en marcha.

 “Una alta calidad de la realización del proyecto “Reforma técnica del suministro de vapor del área de Kstovo de SIBUR” permitió a la planta TKZ ampliar la lista de calderas de pequeñas dimensiones por cuenta de la caldera moderna más económica y compacta, capaz de interesar a los clientes potenciales”, subraya el director de ventas del equipo de calderas de la planta TKZ Pavel Kovalenko.